ConML logo

Modelado conceptual para todos nosotros

 

Investigación actual sobre ConML

La investigación sobre ConML se centra actualmente en las siguientes áreas.

Gestión de modelos, lenguajes y herramientas

Nuestra experiencia nos ha mostrado que, a menudo, los modelos que se crean con ConML son modelos abstractos de referencia, es decir, modelos que describen la realidad a un nivel muy alto de abstracción para poder ser ampliamente aplicables. Estos modelos necesitan ser refinados en modelos particulares antes de poder ser utilizados. Tanto los modelos abstractos de referencia como los modelos particulares se expresan en ConML, pero es necesario tener en cuenta ciertas reglas para garantizar la compatibilidad entre ellos.

Estamos trabajando en un entorno de gestión de modelos, reglas de extensión y conjunto de herramientas que permitirá a personas sin experiencia previa extender modelos abstractos de referencia en modelos particulares, almacenarlos, y utilizarlos más tarde, ya sea para producción o bien para extenderlos de nuevo. También estamos considerando la posibilidad de generar lenguajes específicos de dominio (DSLs) a partir de los modelos particulares.

Modelado de la subjetividad, la temporalidad, la incertidumbre y la fragmentación

Los modelos conceptuales a menudo asumen que la información representada corresponde a un subconjunto de la realidad objetivo, estático y cierto. Hacer esta asunción es cómodo, y en algunas ocasiones incluso funciona. Sin embargo, la realidad es a menudo más compleja que esto; diferentes personas y grupos poseen diferentes puntos de vista subjetivos sobre las cosas, las entidades cambian a lo largo del tiempo, y nuestra comprensión de las cosas no es siempre de total certeza. Esto significa que la información que capturamos en un modelo conceptual puede ser, hasta cierto punto, subjetiva, temporal e incierta. Además, las cosas que nos rodean aparecen a veces fragmentadas, es decir, rotas en trozos. Podemos reconocer fácilmente que los trozos pertenecen a la entidad completa, pero cada trozo sigue siendo una entidad en sí mismo.

El modelado de la subjetividad se refiere a la variabilidad que la información exhibe dependiendo de quién la produce; por ejemplo, un atributo Descripción de una clase Edificio es, posiblemente, subjetivo, ya que diferentes personas le darían diferentes valores para un mismo edificio. De modo similar, el modelado de la temporalidad se refiere a la variabilidad que la información exhibe dependiendo de cuándo se describe; por ejemplo, un atributo Altura de una clase Árbol es temporal porque su valor cambia según pasa el tiempo. El modelado de la incertidumbre se refiere a la variabilidad que la información exhibe cuando se produce repetidas veces y se compara consigo misma (imprecisión) o con la entidad que representa (inexactitud). Finalmente, el modelado de la fragmentación se refiere a la correspondencia entre los fragmentos de una entidad y la entidad en sí, la cual, a su vez, involucra ciertas capacidades de sustitución: los fragmentos pueden, hasta cierto punto, actuar en vez de la totalidad.

La última versión de ConML incorpora soporte para la subjetividad y la temporalidad , así como soporte básico para la incertidumbre. Estamos trabajando activamente para mejorar esto a medio plazo. La fragmentación está siendo estudiada de forma separada, ya que su tratamiento requerirá seguramente un enfoque muy diferente.

Más info
Términos de uso
Acerca de
Contacte con nosotros
Enlaces
Incipit
Proyecto MIRFOL
Idiomas
English · Français
Castellano · Galego

Copyright © 2010-2018 Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)